El IMSS y el otro lado de la moneda

Cuando pensamos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lo primero que se nos viene a la mente es a diferentes doctores atendiendo a pacientes. Sin embargo, hay otro lado de la moneda que difícilmente podemos ver: la de todos los proveedores y empresas que abastecen cada una de las instalaciones del IMSS a lo largo del país. Es importante darle el mérito a dichas empresas pues son casi 28 mil proveedores que se encargan de suministrar de los mejores productos a los hospitales que atienden millones de personas a nivel nacional.

La salud es uno de los factores primordiales para mejorar la calidad de vida de las personas y no puede haber una correcta aplicación de la misma sin correctos suministros. Es por ello que los proveedores tienen una importancia altísima para el Instituto. Existen materiales terapéuticos y no terapéuticos para lo cual se necesita una inversión de alrededor de 35 mil y 903 millones de pesos.

De dicha inversión, 96% se destina a la adquisición de bienes del Instituto que se dispone al servicio de la comunidad.

Entre los proveedores que destacan están: Nubaj, de Francisco Ramírez Lares en el área de tecnologías de la información. Grupo Mabrago, de Eugenio Gómez Rivero en el área de ropa quirúrgica desechable. Source Toner de Mexico, de Jack Rodríguez. Mención aparte, las grandes farmacéuticas nacionales y extranjeras. Ellos y otros miles de proveedores se han encargado de llevar productos de calidad en tiempo y orden para que se dispongan a los 75 millones de afiliados al instituto.

Por ello, grandes, medianas y pequeñas empresas trabajan para suministrar al Instituto día con día y colaborar con la salud de los mexicanos.