Historias que te animarán a conseguir agencias de viajes para tu luna de miel


Las agencias de viajes son las mejores aliadas que una pareja puede tener al momento de planear su luna de miel. Frecuentemente se escuchan casos en los que los viajes no son lo mejor que uno había pensado, pero como queremos evitar que eso les suceda, les damos unos ejemplos de lo que pasa cuando no acuden a una agencia.

  1. Empecemos por una pobre pareja que, por querer ahorrar en su viaje a la gran manzana, decidió consultar con sus amigos, quienes habían viajado ahí y gastado poco dinero. Entre las recomendaciones que siguieron fue elegir un hostal que pagaron para, poco después, darse cuenta de que no estaba dentro de la ciudad, sino totalmente alejada de lo importante.
  2. Algo similar pasó con otra pareja que decidió ir en un crucero para su luna de miel. Resulta que apartó un lugar súper económico en un crucero de lujo, que se veía asombroso en las imágenes que encontraron. No obstante, cuando llegaron y les asignaron el cuarto, vieron que no tenía ventanas, y que todos los niños se reunían en la parte de arriba a jugar, por lo que no dejaban de tener ruido.
  3. Sin embargo, también escuché algo que le pasó a una pareja que había viajado varias veces en crucero, aunque siempre en compañía de sus padres. Ellos creían que, por haber estudiado con atención todos los cuartos y haber elegido el que más se les acomodaba, no podía haber nada mal. Ahora bien, el problema fue que las experiencias que tenían habían sido sólo vivenciales, pues el aspecto económico siempre había estado a cargo de sus familias. Una vez que llegaron, se dieron cuenta de unos cargos adicionales que iban apareciendo cada día en sus tarjetas de crédito, hasta que comprendieron que habían seleccionado un crucero que no era todo incluido.
  4. Pero también quisiera hablarles sobre un caso que me pareció muy lamentable. Una pareja encontró un hotel que decía dar todo el hospedaje y la comida y bebida, sin gastar más que en las noches que reservaras. Así lo hicieron y se fueron a gozar su luna de miel, cuando encontraron un sitio muy sucio, que no tenía camas limpias, y donde la comida no podía estar peor hecha. Lo peor era que pagaron el doble de tiempo, para aprovechar la tarifa.
  5. Sin embargo, muchas veces no son los hoteles el problema, sino la temporada en la que se elige el viaje, y en la que nos tienen que ayudar los encargados de las mejores agencias de viaje en línea. A esta pareja le tocó un hotel verdaderamente hermoso, pero eligieron semana santa, por lo que se encontraron un sinnúmero de niños que nunca los dejaron tranquilos.
  6. Pero hay otros detalles que debemos cuidar sobre los lugares y los hoteles a los que pensamos llegar. Hay cosas que no tenemos en mente, y que las agencias de viajes nos resuelven, como el caso de una pareja que se fue a las Bahamas, y decidió hospedarse en cierto hotel de cabañas cerca del mar, en la cabaña de menor costo. Al llegar, vieron que su cabaña estaba a 500 metros de la playa más cercana.
  7. Hay cosas que no puedes conocer, ni siquiera en la letra chiquita. A veces es por no prestar atención a lo que estamos contratando, y a veces porque no lo hacen nada evidente. Por ejemplo, una pareja que se fuera a las Vegas en un hotel con todo incluido, probablemente no se imagine que le puedan estar cobrando las botellas de agua que consume. Pero es así. Les cuento porque a mi prima le pasó cuando recién se había casado con su pareja.
  8. Ahora, es probable que sólo a ciertas personas le pueda pasar lo que les pasó a estas que les contaré. Este par de distraídos, por algo se enamoraron entre sí. Compraron sus entradas a un crucero y se decidieron a alejarse del mundo para su luna de miel. Sin embargo, a ninguno se le ocurrió que sería necesario un pasaporte, pues no creían que se fueran a alejar tanto del país. Así pues, llegaron a Estados Unidos sin visa y pasaporte. No podían volar de vuelta al país, pero tampoco podían quedarse ahí, por lo que se quedaron encerrados en el crucero todo ese tiempo.
  9. Y si crees que esto es planear mal el viaje, imagínate optar por una cabaña antigua, en medio de la selva centroamericana, en pleno verano y sin aire acondicionado. Pues bien, yo conozco a alguien que le pasó algo así, por no consultar a una agencia.
  10. Por último, debo recordarles que nada está garantizado en la vida, y menos cuando visitamos un lugar que no conocemos y que está muy lejos de donde vivimos. Los seguros de viaje para viajes internacionales es el mejor motivo para contratar a una agencia de viajes.