Consejos de finanzas personales excelentes: la tarjeta de crédito

Hay quienes piensan que una tarjeta de crédito les va a solucionar todos sus problemas de finanzas personales, ya que no consideran a la tarjeta como un préstamo a corto plazo, sino como una forma de poder adquirir más cosas, sin tener que pagarlas inmediatamente. Claro, este tipo de personas tiene cosas que aprender antes de ello, ya que las tarjetas de crédito tienen algunos secretos poco conocidos, que nosotros les vamos a presentar a continuación.

  1. Checa el periodo de gracia: los periodos de gracia se le atribuyen a las tarjetas que otorgan un plazo de 25 días, aproximadamente, para saldar la deuda sin los intereses. Posterior a esa fecha, se comienza a correr este aumento. Sin embargo, hay tarjetas que siempre tienen intereses, sin importar que pagues tu deuda el día después de tu compra. Por eso, cuando quieras conseguir una tarjeta, es una de las primeras cosas que debes revisar en el contrato, pues de otra manera, terminarás pagando más intereses que lo que tuviste que pagar por tu compra, lo que no nos beneficia de ninguna manera. Lo mejor es mantenerse alerta durante la contratación de una tarjeta.
  2. Las tasas fijas no son tan fijas como lo indica su nombre, pues cambian de vez en cuando. De hecho, las empresas tienen el poder de cambiarlas cuando quieran, pues la tasa fija significa que no habrá cambio hasta que la empresa decida cambiar la tasa. Sin embargo, para que hagan esto, deben avisar a sus clientes por lo menos 15 días antes de hacerlo, para que no digan que no les avisaron de estos cambios.

Cuando no estés seguro de si tu banco te ha cambiado la tasa, te sugiero que revises tus recibos. Si no te la ha cambiado, lo mejor es que revises toda la correspondencia que te manden, pues quizá en uno de esos sobres blancos venga la notificación y no te des cuenta, por lo que es mejor ver bien todo lo que están mandando.

  1. Una de las cosas a las que te puedes arriesgar cuando no pagas a tiempo tu tarjeta de crédito es tener que hacerle frente a una deuda mucho más alta de la que habías debido inicialmente. No tanto porque la multa que te cobren por el atraso sea muy grande. Esto es limitado por la ley, quienes dicen el monto máximo que se puede cobrar. Pero como no dice nada de los intereses, de ahí se agarran para cobrar todo lo que quisieran cobrar. Y claro, eso no es poco, pues los elevan hasta las nubes, no sólo para las próximas compras que hagas, sino para las deudas que ya tengas dentro de tu haber. Así que, si debes algo, probablemente se terminará duplicando si no lo pagas a tiempo. Lo mejor que se puede hacer es no arriesgarse y buscar otras formas de conseguir préstamos, como aquí: https://prestadero.com/blog/index.php/category/finanzas-personales. Un buen sitio de préstamos en línea.

Posiblemente no sepas que esa sanción también se aplica a las otras tarjetas que tengas. Puede que te preguntes por qué, si están totalmente aparte y no guardas relación de atraso con ellas, pero la verdad es que así es. Si notas que los intereses comienzan a subir también, ya sabes por qué es.

  1. No cambies nunca los cheques de un banco por las deudas de otro. Puede que se vea sencillo y atractivo, pero la verdad es que no te vendrá tan bien como lo habías pensado, pues la cantidad de intereses que pueden llegar a tener es impresionante.

Lo mejor que puedes hacer es ahorrar por tu propia cuenta y siempre estar al día con tus tarjetas de crédito.