5 formas de aprovechar los boletos de autobús

 

No hay nada mejor que comprar boletos de autobús sabiendo que nuestro viaje será muy cómodo. Para que eso sea así, te doy unas sugerencias para tu viaje.

  1. El primer consejo es que hables con el conductor durante los descansos en el viaje. Él te podrá decir algunos datos que desconocías sobre lo que habías pensado llevar a cabo durante tu viaje, además de que, al conocerte un poco más, te verás un poco más tranquila respecto a tu seguridad. Eso sí, no te intentes hacer su mejor amigo, ni lo distraigas de su trabajo.
  2. Aprovechando el punto anterior, siempre que vayas a bajar a los sanitarios de las paradas, o que pienses en hacer una compra, y pienses que puede tardar un poco, notifícale de esto al conductor. Puede que sólo te diga que te apures, pero al menos tendrá tu ausencia presente a la hora de partir.
  3. Es casi increíble que esto suceda, pero los autobuses también son responsables de maletas extraviadas. Intenta siempre traer contigo una mochila, para que puedas guardar las cosas esenciales para el viaje, y alguna prenda de ropa, de manera que si pierdes la maleta principal, no sufras por la pérdida de tus pertenencias. Esto puede salvarte de tener que repetir la ropa sucia o de comprar algo que no tenías previsto.
  4. Y antes de que comience tu recorrido, verifica que tu asiento, y el autobús en general, se encuentra completamente aseado. Esto es deber de las compañías pero, en ocasiones, ahorrar un poco les viene mejor que limpiar. Reporta si es el caso.
  5. Finalmente, verificar el asiento que usaremos antes de comprar el boleto es esencial. Las ventanas son los espacios que mayor opción de descanso ofrece a los viajeros, además de que les permiten ver el recorrido por donde se va ejecutando el viaje, impidiendo que te aburras con la película seleccionada.